Una pausa para la publicidad y la criatura creativa.

Los dos son jóvenes y estudiantes o a punto de dejar de serlo. Los dos son de la Comunitat Valenciana,-bueno, uno es gallego pero reside en la ciudad del Túria-, los dos tienen blog y según Puro Marketing están entre los top 5 de los blogs más influyentes de publicidad. Son Una pausa para publicidad y la criatura creativa. Dos ejemplos de la fuerza y las ganas de las nuevas generaciones de comunicadores  que, sin tenerlo fácil, saben poner talento, ganas, savoir faire y mucha curiosidad y empeño por estar al día minuto a minuto. Tanto, que son capaces desde la barrera de influenciar desde los primerísimos primeras espadas a los más humildes miembros de la cuadrilla o sea, los estudiantes. A Hugo Gómez de La criatura creativa no le conozco directamente pero a juzgar por cierta video entrevista el tipo lo tiene claro

A Odil Montero, o mejor dicho, Una pausa para la publicidad, sí tengo el placer de conocerlo desde que tuvieron la feliz idea de invitarme a dar unas charlas sobre creatividad al CEU Valencia. Ahí se me acercó Odil. Un tipo inquieto y preguntón pareja de una chica igual de inquieta y preguntona que en menos de tres años han  pasado de ser estudiantes avispados a Community Managers mientras acaban los estudios con todas las ventajas del mundo sobre sus compañeros. Una realidad hecha  a base de ganas que ha tenido sus frutos. Con ambos dos, pero sobre todo con la pareja de Odil -alias Una pausa para la Publicidad- conocida en twitter como @carsonu- cuento profesionalmente para numerosos aspectos del día a día de las redes sociales de los clientes que manejamos en la agencia, Dimarco. Quizás ellos son la elite, los representantes sobresalientes de una hornada de nuevos publicitarios de la ya mal llamada nueva publicidad que empiezan a tomar posiciones desde antes de que suene el timbre, se acabe la clase y finiquiten la carrera. Pero mucho me temo que no son piezas aisladas. Es, por suerte, una actitud generalizada que tarde o temprano y post a post transformará aún más el día a día de nuestra profesión y, quizás, con suerte, le devuelva algo del respeto que el cliente le tenía.  Y para eso, solo les falta experiencia y unas buenas dosis de criterio. Una cosa se cura con el tiempo y fracasos y la otra con horas de trabajo y curiosidad.

La foto inicio es de ayudablogger.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...