Skip y Campofrío en el cuadrilátero

No hace mucho, hemos podido ver un spot en televisión de la marca de detergentes Skip, que tenía como protagonista un niño que se estaba divirtiendo y manchando  (como todos hemos hecho desde niños) por jugar con un saco de boxeo. Al final del spot, aparece el niño que, después de darle un certero jab al saco, recibe un buen golpe del propio saco cuando este vuelve. Mandando al crío, de esta manera, a tomar por saco; nunca mejor dicho:

Uno que ya tiene unos años y unos cuantos recuerdos, revisita una de sus anécdotas publicitarias. Rodamos el spot de Finíssimas de Campofrío. Una mujer en sus cuarenta, se prepara un plato con Finíssimas con tan mala suerte que una de ellas cae desde la encimera al suelo. Ondeando como una fina hoja de papel. La caída es vista por el perrito de la casa que se lanza a la carrera para llegar a la fina loncha de jamón York. Justo antes de que el chucho la alcance, la avispada dueña de la casa, abre un cajón del armario consiguiendo que el perro se empotre en él. El bicho no llega a la loncha y ella puede rescatarla y comérsela. El spot se acababa allí. Sin más. ¿Y? No duró más de 24 horas en antena sin el acérrimo ataque de las protectoras. Tan furibundo fue su desacuerdo con el spot que en El Laboratorio tuvimos que rodar un plano final, (afterpack o cómo le quieras llamar)  para demostrar que el animalico no había sufrido ningún tipo de daño y que estaba bien.

En Skip, no. Al final, sale la marca, la voz de la locutora y sanseacabó. Del niño, nunca más se supo. Le ponen un saco de boxeo dos veces más grande que él. Le regalan unas guantillas para que no se haga daño al golpear (bien por los padres) y cuando el saco le devuelve el golpe tumbándolo más allá de los márgenes de la pantalla, nadie parece preocuparse porque lo veamos de vuelta, después del logotipo. En plan afterpack conciliador. Simplemente para ver que para producir el spot no se ha maltratado ningún niño de aproximadamente 5 años. ¿Por qué? Porque el anuncio utiliza una licencia publicitaria, un truco con exageración que nadie se toma a mal. Porque nadie cree que en el mundo occidental y en publicidad de multinacional, un niño sea maltratado. Es un chiste, no un maltrato. Pero hay otro por qué: Porque el chaval no es un perrito (pongamos por caso). Si fuera un cánido canijo y con pinta de indefenso, las incansables y siempre avizor protectoras de los animales hubieran presionado hasta la náusea para rodar a cualquier precio (hablando literalmente en euros) un plano, un afterpack o after hostia para ver que el perro reaparece en la acción sin ningún daño. Porque nadie maltrata a un animal, ni deja en el aire un posible maltrato. Otra cosa es si eres niño o niña. Entonces, que te zurzan. Seguro que es un chiste. Y Control si mediar en el asunto.

En el caso de Skip no. ¿Puede ser también que las cosas hayan cambiado y el humor vuelva a ser humor? O puede que también eso quiere decir que los perros tienen más privilegios que los niños o cualquier persona…Vaya usted a saber.

Aquí en España no está muy claro. Dependerá de Control y ya sabemos que este organismo responde depende de quién seas, lo mucho que peses en cuanto a loby se refiere.  En EE.UU, en cambio,  los perros sí tienen más privilegios que los humanos, al menos más que los humanos que tienen algo que ver con el boxeo. Un perro tras su vida deportiva en el canódromo tiene la vida solucionada, pero el boxeador profesional no tiene ningún tipo de ayudas tras su vida deportiva, y puede que tengan cualquier tipo de lesión y no les cubra la seguridad social. ¿Exageramos? Viendo el documental After the last round parece que incluso nos quedamos cortos:

¿Es este post un ataque a las protectoras de animales? No. Es un ataque a la falta de humor, de inteligencia y de sentido común. Y además un “ya basta” de controlar al mensajero que, de por sí, ya es una de las profesiones más controladas que existen. Y lo mismo me da un niño, un perro o un labrador. Que a estos también les prohibieron ser parte de una campaña llena de humor para Bocatta.  Ganas de perder el tiempo y no saber qué hacer. O miedo a meterse con quien debe uno meterse.

Aquopolis Cullera o el gran timo del verano

Logotipo de Aquopolis Cullera

Logotipo de Aquopolis Cullera

Los negocios hay que cuidarlos y eso significa adoptar ciertas medidas que hasta hace algunos años a nadie importaban. Esto es: honestidad, claridad y cercanía. Tres elementos empresariales que no cuentan en Aquopolis Cullera. Una empresa de servicios mediocres tirando a malos, con aglomeración de clientes, falta de calidad en las instalaciones y precios completamente fuera de sentido. Inverosímiles, se diría. Entrada al parque de adulto +niña de 7 años=41’90€. Con derecho a qué? A nada. Flotador gigante 20€. El flotador te permite hacer cola menos tiempo. Si lo quieres gratis la cola de las instalaciones es de aproximadamente una hora. El parking Cuesta 3’90€. No puedes entrar comida, ni bebida por lo que los precios del agua y cuatro bocatas se suben por las nubes.
Algo de todo esto está indicado en la web? NO a no ser que inicies la compra online. En la web te dicen que a cambio de tan desorbitado gasto, tendrás algo especial? NO. El producto es el que es. Aunque siempre puedes ahorrarte un 5% en la hamburguesa y las patatas si las compras online y puedes disfrutar de una concurrida clase de Aquagym pagando aparte, claro. El producto es el que es y ni mejorará, ni tiene visos de hacerlo. Alguien puede decir que el Oceanogràfic cuesta 48€ adulto + niño. Vale. Pero el parking no es tan caro. Y los precios están en la web. Y en varios idiomas. Además, al menos ves animales, un ambiente cuidado y te queda la sensación de que has aportado algo al rescate de tortugas del Mediterráneo. Y en el gran timo de Aquopolis Cullera? Nada. Nada como no sea rescatar toboganes de feria de segunda. En fin, cada cual crea y hace crecer o hundir su negocio como quiere pero al menos, sería de agradecer que en Los tiempos de la web 2.0, al menos empresas de temporada como El Gran Timo de Aquopolis Cullera tuvieran la decencia de dejar bien claro qué ofrecen y qué precios tienen y por qué hay que rascarse el bolsillo para “disfrutar” de sus No servicios. Deberían pensar que en esta era de conexiones digitales, un cliente gratamente insatisfecho puede no parar de escribir en las redes sociales. ¿Para qué? De entrada para evitar que los consumidores sean engañados y después para darles un consejo gratis (normalmente como profesional y docente de la comunicación empresarial cobro): en los tiempos que corren, lo que hacen ellos (Aquopolis)es pan para hoy y hambre para mañana.
¿Un consejo a los consumidores? Quédense en las playas de Cullera. Son bonitas y gratis.

 

Imagen del post: http://cullera.aquopolis.es/

ACB. ¿Imagen? ¿Comunicación? ¿Lo cuálo?

En la época de los enfrentamientos y las discusiones entre partidos por un quítamen allá ese regidor, cuidado que te doy con el bastón de mando, discurren también los Play Off’s; de básket, me refiero. ¿O debería decir baloncesto para no picar a los puristas, esos que celebran el Halloween pero que dejan el coche en un estacionamiento. No un parking o un garage, no, en un estacionamiento. Que no hay que perder las esencias patrias del lenguaje. En fin, pues eso, que estamos en época de Play Off’s y ahora mismo están en marcha las semifinales de la liga Endesa de Baloncesto. El martes pasado se jugó el tercer partido entre el Valencia Basket y el Real Madrid C.F. Y,como ya se sabe, hubo una serie de ‘irregularidades’ en ese partido que han dañado la imagen de la ACB, el baloncesto y el deporte en general sin que nadie con peso en la organización de la ACB se haya inmutado.

No vamos a entrar en la actuación y decisiones arbitrales ya que es una labor muy complicada. Pero lo cierto es que el partido terminó 100 a 103 a favor del Madrid con canastón final de Sergio Llull. Muy bien si no hubiera un “pero”. Una sorpresita: Marcus Slaughter Jugador del Real Madrid no estaba apuntado en acta y nadie del cuerpo técnico del propio equipo se dio cuenta, ni el mismo Pablo Laso (aunque se pueden inscribir hasta 12 jugadores), Saltándose así, a la brava y por descuido el artículo 7.2 del reglamento: “Cada entrenador dará su aprobación a los nombres y números de los miembros de su equipo y a los nombres de los entrenadores, firmando el acta al menos 10 minutos antes de la hora de inicio programada del partido”.

Al final del primer cuarto el jugador de marras sale a la pista, por lo que el tiempo se para y el oficial de mesa se lo comunica al árbitro. Este rectifica el acta y se sigue con el partido… Pero, ¿que está pasando? según el artículo  art. 4.1.2 de reglas FIBA: “un miembro de equipo está facultado para jugar cuando ha sido inscrito en el acta antes del comienzo del encuentro y mientras no sea descalificado ni haya cometido 5 faltas”. En otras categorías ha pasado y si un jugador no está inscrito en acta NO JUEGA, ya que si es equivocación del anotador, también es del entrenador por no REPASAR el acta.

Arbitro y juez de mesa Valencia Basket Real Madrid

De aquí a que el Valencia Basket firme el acta bajo protesta, hay un paso.  En el recurso alega alineación indebida de su rival. Ya que un acto así supone según el artículo 43 del Reglamento Disciplinario de la FEB, prevé la sanción de “multa entre 3.000 y 15.000 euros y perdida del encuentro” para el caso de alineación indebida. Y el artículo 44 matiza que como excepción a lo anterior “si la alineación indebida se hubiese producido sin concurrir mala fe ni negligencia se dispondrá la anulación del encuentro y su repetición, en caso de victoria del equipo en el que se diera dicho supuesto, no pudiendo alinearse en el encuentro de repetición aquel jugador”.

La respuesta de la ACB a este lío parece que debería ser clara. ¿Sí? Pues no. Ha sido que desestima el recurso impuesto por el Valencia Basket con la consecuencia de que ha creado un precedente, y como se puede leer a través de las redes ‘ahora cualquiera puede pedir que se modifique un acta, alegando que la mesa de anotadores se ha equivocado al hacerla’. Es decir, como decía el ínclito Manuel Manquiña en Airbag (1997): “lo mismo te digo una cosa, te digo la otra”. Esto repercute gravemente en la imagen de la ACB y los valores que supuestamente predican con el tema del deporte, la nobleza, las normas, la honestidad, etc… Si existe un reglamento con unos artículos, se deben hacer cumplir, sea el equipo que sea, ya no nos ponemos a valorar el equipo que sale beneficiado o perjudicado en este partido (que queda claro cual ha sido).

Además en el apartado de transparencia que aparece en la página web de la ACB, existe un artículo que dice:

c) Ejercer la potestad disciplinaria en los casos previstos en las Leyes, Reglamentos y en
sus Estatutos.

Pero, no. Aquí paz y después gloria. “Pa valores los del IBEX35″ parece haber pensado la directiva de la ACB. O los del fútbol, que es el deporte rey, acumula todo el tiempo de los medios y además, sus protagonistas, millonarios influyentes en niños, jóvenes y no tan jóvenes, hacen lo que les sale de los bemoles sin repercusiones. Lo mismo mean el la calle como Ramos hace unos años o CR7 hace unos días, que aparecen ahítos de morapio y otras bebidas alcohólicas celebrando su quinta copa de Europa y balbuceando incoherencias delante de toda la ciudadanía como los jugadores del Barça. Qué ricura.

Pero al menos el básket (o baloncesto) no debería permitir eso en sus filas. Ni los otros deportes. Ante todo son marcas. Y su potencial comunicador y, por tanto, su influencia en la sociedad, es más que importante. Por eso, el Director de Comunicación de la ACB,  Mario Hernando Carabias, debería romper el silencio en este asunto. Si se nos llena la boca con el tema de dar ejemplo, las marcas influyentes y sus actores protagonistas deben ser los primeros en actuar en consecuencia. Y, así, dar la lección de que las normas están para cumplirlas. Una especie de Responsabilidad Social Corporativa como poco.

Por no pedir que las marcas del deporte sean, en sí mismas, sociales por principios. Aunque, visto lo visto, eso en la ACB, no va a ocurrir. Creo que seguiré siendo fan del boxeo. Un deporte donde la sinceridad y la nobleza son la hostia.
guantes-de-boxeo-clásicos

Imagen de: blog.panel.es

 

Monumento a Makro, monumento a La Fallera. ¿Te mereces un monumento? Pues sí

Hace poco la agencia valenciana de Publicidad Publips, realizó una acción para Makro que consistía en la creación de un monumento a los hosteleros.

Éste monumento se pudo visitar los días 24 al 26 de abril, (quedaros con esto) en la Plaza de Felipe II de Madrid. Un gran monumento con parte interactiva, vídeos,… haciendo hincapié en la labor tan importante de un sector que ha aumentado en tiempos de crisis y representa una gran parte de la economía del país.

Por otro lado, la marca de arroz La Fallera ha hecho una acción para el Día de la Madre que se llevó a cabo el domingo día 2 de mayo, (sí, este pasado fin de semana ) y ¿Qué han hecho? Exacto. Un monumento. Y con esta gráfica:

Monumento_La_Fallera

‘Las madres merecen un monumento. Por los arroces que hacen. Nosotros se lo ponemos. Visítalo a partir del 2 de mayo en el Mercado Central de Valencia’.

Monumentos por aquí. Monumentos por allá… La verdad es que cuando la coincidencia aprieta ni el más recóndito honor del publicitario se respeta. Realmente ya es casualidad y mala suerte que una buena idea, fresca, diferente, única como el hecho de dedicarle un monumento a un sector importante de la sociedad por lo general olvidado, como los hosteleros, coincida con la misma idea pero dedicada a las madres (colectivo bastante mejor tratado por la publicidad por norma general).  Y digo casualidad y mala suerte, porque lo de las madres, sin desmerecer la buena intención, cae por su propio peso. Son un icono y una realidad social y humana (y por ende publicitaria) que se presta a la gallina de piel, a la emoción, a los recuerdos, a la melancolía. Solo hace falta recordar la espectacular campaña de P&G en 2012 dedicada a la profesión más difícil y más bonita del mundo: Ser mamá.   Lo de los hosteleros necesita una vuelta de tuerca más. Un poco más de insight elaborado. Suerte que Publips lo hizo antes y además en Madrid. Y, con tan poco tiempo, lo de las mamás como copia, pues, como que no…Ahora, insisto, con la de ideas que hay en la caverna (por ponerme estupendo y mencionar a Platón) solo faltaba coincidir en la misma dos agencias de la misma ciudad. Menos mal que La Fallera está en lo de pedir el emoticón de la paella. Cosa que mola. Ay, no!! que lo de molar es de Amstel y de Publips…Maldita maldición…No se puede ser bueno, ni profesional, ni ná…La publicidad se nos está quedando pequeña. A ver si, de una vez, nos toca algún monumento al publicitario. Que merecerlo, nos lo merecemos.

 

Bud Light o cuando la publicidad es un auténtico Comecocos

Antes de continuar con la serie de posts de Storytelling y política en el momento de cambio en este país, me tomo la confianza de hacer un salto y comentar un ejemplo de comunicación experiencial de los que hace tiempo que no se ven. La marca de cerveza Bud Light se sumó al carro de las empresas que se anuncian en la Super Bowl. Se sabe que este evento alcanza a millones de personas y año tras año se supera. Pero la gracia de todo esto no es solo que atraigan a muchos espectadores por el mero hecho de estar donde están (el medio como espectáculo per se) sino además los anuncios de la Super Bowl, llegan a pagar unos 4,5 millones de dólares del ala por unos simples 30 segundos. Ahí queda eso. Pues resulta que Bud Light no se conformaba en hacer el típico ‘commercial’  (como dicen allende el charco) e hizo esto:

La agencia que llevó a cabo tal acción fue Energy BBDO junto a Bandai Namco, propietaria de los derechos de PAC MAN. ¿Qué es lo que la marca de cerveza pretendía con esto?¿No le bastaban 30 segundos a precio de oro? Pues bien, simplemente quería sacarle más rédito a su inversión (que no gasto, queridos anunciantes) y hacer que el mensaje de su marca llegara más allá del cerebro y se cimentara en el corazón. ¿Cómo? Con marketing experiencial o emocional. Aquel que tiene en cuenta a su consumidor más allá de mero espectador y lo trata como lo que es una persona con neuronas, sensaciones, sentimientos y capacidad de consumo. El público objetivo ya está harto de la típica publicidad y quiere ser partícipe de las acciones que realicen las marcas y si obtienen algún tipo de beneficio mejor. De esta manera, la marca pasa de ser un recuerdo a ser una experiencia. Una parte de la vida.

Evento PAC MAN

El marketing experiencial va asociado al marketing de guerrilla, ya que las acciones que hacen las marcas son a pie de calle para que el consumidor no se vea invadido por la publicidad y sean ellos los curiosos que vayan a ser partícipes por algún tipo de reclamo.

Bud Light insert coin

Además del marketing experiencial, aquí la agencia Energy BBDO ha querido unirlo con la gamificación, es decir, que a parte de ofrecerle una experiencia con la propia marca, el target se divierte con la acción publicitaria y consigue un premio, ni que sea simplemente el buen cuerpo que se te queda por haber ganado. Así consigue una mayor motivación, fidelización y engagement (palabro de difícil definición pero imprescindible actualmente) del usuario con la marca y si son con juegos de Arcade rollo ATARI mucho mejor, por aquello de los mitos y de despertar los sentimientos de la infancia; realmente poderosos en eso de amar marcas.

Bud Light engagement

Hay más ejemplos que se han llevado a cabo con un mayor o menor presupuesto, pero haciendo partícipe al consumidor, como el ejemplo de Coca-Cola con la presentación de la película de James Bond ‘Skyfall’, donde el personal se sintió como un auténtico (bueno, más o menos) agente 007.

La tendencia de este tipo de acciones va en aumento, ya que tienen una gran aceptación, lo que conlleva la fidelización de la marca y un crecimiento de ésta como material sensible para el consumo. Además, la gamificación es una tendencia al alza ya que ofrece grandes beneficios a largo plazo a las empresas y el consumidor está más predispuesto a este tipo de publicidad por la sencilla razón que los juegos (games) forman parte de nuestra manera de aprender, socializarnos y ser lo que somos y cómo somos. En resumen, experiencias. Eso es lo que somos y eso es lo que queremos. Como personas y como consumidores -que no es más que otra manera de ser personas-. Porque las experiencias son parte de la vida y construyen nuestra historia vital. ¿Dije historia? Será mejor que volvamos al Storytelling que me lío.

Bud Light evento masivo

Podemos y Ciutadanos. Cómo ha cambiado el cuento de la política española.

MentiraHabía una vez, unos partidos políticos que en pocos meses se encaramaron a la cima del éxito y unos cuantos que se precipitaron en caída libre y veían con terror cómo cada vez tenían menos seguidores y los que se quedaban les seguían más por romanticismo y por no atreverse a decir que se habían equivocado, que por convicción real. Había una vez un partido conocido como Podemos y otro como Ciutadanos (Ciutadans + Ciudadanos) que aparecieron como de la nada en el viejo cuento de los PP y PSOE, IU, UPyD e tutti quanti. Les comieron el papel principal y les dejaron como secundarios sin derecho a roce ni nada. Había una vez, un país donde los políticos de siempre pensaban entre rechinar de dientes: “Joder, cómo está cambiando el cuento”.

Eso es así, el cuento está cambiando y me da en la nariz que para las municipales y autonómicas habrá cambiado cosa mala. Y de manera literal. ¿Por qué? Porque desde mi punto de vista el cambio actual viene por un cambio de la narración que la política y la democracia han estado escribiendo durante los últimos años. Y todo por la crisis galopante que nos acompaña desde 2008. Me explico. En la comunicación política, hace falta un argumentario de hechos y números pero sobre todo, se necesita una llama emocional que nos permita entender y engancharnos a una idea. Transmitirla y sentirnos formar parte de ella y de un objetivo común y de pertenencia con aquellos que se unen a ella como nosotros. La política son hechos, sí. Y son emociones.  Sobre todo emociones. Muchas y muy variadas. Y la mejor manera de transmitirlas son las historias. Lo que se conoce como Storytelling Político y que muchos autores han desarrollado en múltiples y reconocida obras. Entre los nuestros cabe destacar a Antonio Núñez con su excelente “Será mejor que lo cuentes” y Luis Arroyo con su imprescindible “El poder político a escena”. La política actual es el arte de saber contar una historia multiplataforma, transmediática. ¿Exagerado? Piense en una religión. Todas se basan en el storytelling. En la suma de historias que dan sentido a la vida y crean lazos de pertenencia y cohesión entre sus seguidores. Está en nuestra manera de pensar y de entender la vida y la comunicación. Desde hace unos 100.000 años contamos historias con héroes y villanos. Con objetivos, recompensas en forma de princesa, de tesoros o de lo que sea. Y contamos las historias con tensión, con superaciones por parte de sus protagonistas y con conflictos que parecen no resolverse nunca. Y esa es la situación en la que nos encontramos. Los héroes de siempre, los políticos y el bipartidismo no logran pararle los pies al malo. A la crisis. Y la representación del malo que no nos deja luchar contra ese dragón. La bruja mala Merkel.  En esas, el héroe que ganó las pasadas elecciones aupado por el pueblo llano deseoso de soluciones,  no solo no hace nada, si no que se alinea (aparentemente) con la bruja mala y empieza a ser un héroe traidor. El monstruo Crisis nos come vivos. El pueblo sufre. Y el rey benefactor, figura sobresaliente en todo cuento o historia que se precie, no solo se disculpa por haberse abandonado a las artes cinegéticas de los paquidermos y los trucos psicalípticos de una bella princesa teutona con pinta de madrastra,  si no que, además, abandona el trono en manos de su hijo; novio y marido de una princesa plebeya no del gusto de todos. Tensión. Y en todo esto, los héroes alternativos están desdibujados. Pertenecen a los mismos que no supieron parar el monstruo de la crisis (léase PSOE) o no tienen demasiada credibilidad por canijos y poca cosa ( ¿IU y UPyD?).  Eso por un lado, y por el otro, partes del reino intentan, además, dejar el cuento para construirse el suyo propio. Más tensión. La historia está en todo lo alto. La incertidumbre arrecia. Y de repente, por la puerta aparecen unos tipos con pinta de escuderos. Uno con coleta y el otro con traje. Uno con aires bolivarianos y el otro con pinta de estudiante avanzado de Hardvard. Uno, empieza a pinchar al monstruo y aparta a manotazos (o lo intenta) a los torpes héroes del cuento. El otro, se encarama en las preferencias del sufrido pueblo. Y empieza a cambiar el cuento. Y los héroes establecidos se desarbolan. Los nuevos son eso, nuevos. Sin mácula destacable, ni sospecha y con grandes dosis de entusiasmo, ganas y sobre todo, credibilidad ante el sufrido pueblo. Los dos nuevos héroes son diferentes entre sí, pero aportan lo mismo: esperanza y una historia nueva que empezar a escribir. Una historia donde el pueblo sufridor forma, por fin, parte importante y activa de los nuevos párrafos.  Sí, el cuento está cambiando. Y en el próximo post analizaremos aspectos detallados de este nuevo cuento. Sin duda, una historia épica de la que solo sabemos el principio: “Había una vez…”

 

Ilustración: www.periodistapatoso.wordpress.com

Benidorm para dummies

Hace poco la ciudad de Benidorm propuso un reto. ¿En qué consiste? En definir una nueva marca turística para cualquier persona de más de 16 años que quiera participar en el concurso. Todo ello a nivel internacional, ya que puede participar gente de más de 40 países.

#Benidormbytalents

 

La gran idea, por llamarlo de alguna manera, es de la Fundación Visit Benidorm, la cual quiere reforzar el carácter internacional de la marca, consolidar el carácter ‘chic and cheap’ de Benidorm, además de su prestigio internacional, como si de esta manera lo fueran a conseguir.

Benidorm_colores

Benidorm_mar

Benidorm_cuño

Muy bien señores de la Fundación, vais a tener una repercusión ‘internacional’ del evento, pero ¿dónde está la creación profesional, la estrategia, el diseño…? La próxima que será, ¿Qué los niños hagan en el colegio una maqueta de plastilina para crear un edificio?

El reto #Benidormbytalents ya tiene unas 150 participaciones, pero con polémica por el sistema de votaciones, en el cual ya se han falsificado los votos de algunos de los participantes, con 3000 € de premio muchos no se la juegan a ser legales.

Imagen 9

Benidorm quería ser la nueva Melbourne. Aunque me temo que ese deseo se les queda muy grande viendo como los que gestionan este intento solo hacen que pensar en pequeño, muy pequeño. No sé que hubiera pasado si hubieran decidido montar un concurso entre profesionales, aunque mucho me temo que no hubieran obtenido perlas como las que aquí abajo vemos y que forman parte de una de las propuestas enviadas. Lo que está claro es una cosa, los responsables de perpetrar semejante concurso no respetan lo más mínimo la profesión ni el diseño, son los mismos que dibujan cuatro rallas en una servilleta de bar chusquero de carretera y se la envían por fax al diseñador para que le hagan de maquetador porque para ellos con un ordenador todo es muy fácil, yo les daría un bolígrafo y les diría: ‘Escríbeme el Quijote.. Para ti es fácil, tienes un bolígrafo y sabes escribir. Si eso, en dos días vemos lo que tienes’.

Benidorm_servilleta

El mundo On y Off de Adidas

Nada de imposible para Adidas y lo comprobamos en su última campaña ‘There will be haters’. Una campaña en la cual combina una estrategia On y Off.

¿Qué es lo que hace tan atractivo este spot? El ritmo, los personajes, la forma, el contenido, la música y este toque de campaña Online con animaciones que perfectamente podrían aparecer con los emoji free. Además, los personajes están tan estereotipados y sobreexageran tanto que llegan a producir imágenes de ellos mismos que podrían pasar por memorables ‘memes’ (válganos la cacofonía): toques de humor llegando a ridiculizar a los propios jugadores.

Adidas_Bale_Meme   Adidas_Suarez_RRSS   Adidas_Benzema_Selfie

¿Qué decir de los personajes? Tres jugadores del Real Madrid y uno del FC Barcelona. De lo mejorcito del mundo. Ricos, famosos, polémicos por sus actos y por ello odiados y envidiados por el resto de jugadores y gente que quiere, no parecerse a ellos, sino ser ellos.

La combinación digital con efectos especiales y la música electrónica tipo Dubstep hace de este spot algo muy actual. Muy de ahora como dicen las abuelas. Llevando a su terreno al público objetivo. La utilización de lenguaje típico de redes sociales, como los hashtags o los selfies, llama la atención incitando al propio público a difundirlo, ya que tiene todos los elementos de un vídeo para hacerse viral.

Adidas_avión_SerieB    Luis Suarez_ThereWillBeHaters

En definitiva, Adidas ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos con una combinación del mundo Online y Offline con efectos que más bien parecen sacados de una película de serie B, haciéndolo tan atractivo como polémico, ya que a pesar de ser una presentación de nuevo producto utiliza un insight aparentemente atractivo como el odio para vender de forma inteligente y rabiosamente viral unas puñeteras botas de fútbol. Qué rabia les tengo. Cómo les odio.

Adidas_corazón    Adidas_Botas_Fútbol

Crisis, comunicación, malas uvas y Canal Sur

El pasado 31 de diciembre a los andaluces les dieron las uvas esperando eso, las uvas. El culpable, Canal Sur. El ente audiovisual que durante las campanadas introdujo dos spots sobre el orgullo de su tierra dejando sin orgullo a muchos andaluces y dejando las doce uvas en unas meras siete.

La televisión andaluza reaccionó a tiempo desde las redes sociales a través de su cuenta de Twitter y pidió disculpas. También lo hicieron los presentadores de las campanadas.

Canal Sur RSC

Como no podía ser de otra manera no tardaron en aparecer ‘memes’ de todo tipo. Ya que más de medio millón de andaluces cabreados y armados con un smartphone y un ordenador dan para mucho.

    Campanadas Pedroche 2014 CanalSur      Apadrina una uva Campanadas 2014 Canal Sur      Canal Sur campanadas 2014

Para contrarrestar esta situación de crisis de comunicación a la RTVA no se le ocurrió otra cosa que realizar un spot que tenía como protagonistas al Director Comercial de Canal Sur, Manolo Casal y al Director de Andalucía Directo, Modesto Barragán, riéndose de la propia televisión autonómica. Tras recibir una gran cantidad de carbón como regalo de reyes para su propia televisión, se podían leer los copys: “Las campanadas no te las podemos devolver, pero sí la sonrisa” y “Nuestro corazón ya lo tienes. El 28F lo verás”.

¿Buena reacción por parte de Canal Sur? Al menos han gestionado la crisis con humor, e informando a través de las redes sociales y medios masivos como el propio canal. Aunque eso sí, con el teaser más largo de la historia ¿De verdad desvelarán el regalo de expiación de su incompetencia a finales de febrero? ¿Y entremedias qué? ¿41 días de mensajitos para mantener la tensión y la atención?

Sí, ya sabemos que el 28 de febrero coincide con el Día de Andalucía y ahí, pues les saldrá la venilla de directivos avispados con alguna pieza entre la risa y la lagrimilla. ¿Realmente era necesaria esta acción y realizarla tan tarde?¿Los andaluces serán conscientes del incidente? Como profesional tengo mis dudas.

Al menos, de momento, el spot tuvo buena acogida en las RRSS y entre los usuarios de la RTVA. A pesar de que siempre hay detractores, claro. De ellos, los más benevolentes comentaron que juntar errores y pedir perdón es siempre una sana costumbre aunque sea mejor no equivocarse en momentos destacados, claro.

Está claro que la imagen de la cadena quedó afectada por el incidente aunque sería mejor decir un poco más afectada si tenemos en cuenta los bajos índices de audiencia. De momento, falta por ver la acción de Canal Sur y la reacción de los andaluces (al menos los que tengan buena memoria) aunque para ello tengamos que esperar un poco. Más o menos 41 días. Vayan preparando una de ‘memes’ como no estén a la altura. Mucho me temo que a la altura sí estarán, pero del betún. Buenas noticias para Wyoming y para nosotros sus sempiternos seguidores.

 

El necesario divorcio entre publicidad y machismo

La publicidad como herramienta de comunicación, persuasión y, como no, de venta, ha cambiado en los últimos tiempos. Se ha vuelto más sofisticada y difícil de dominar. Además de contar con un factor nuevo: el consumidor como protagonista. Eso ya se sabe. La vieja publicidad basada en la interrupción (esto es aparecer en medio de un artículo con un anuncio, o cortar un programa de TV o radio con un spot o cuña ), por sí sola, ya no es demasiado efectiva. O por, decirlo de otra manera, es demasiado cara para el resultado conseguido. Y al mismo tiempo, la publicidad basada en los viejos tópicos y estructuras está cada vez más fuera de juego. Por su obviedad y bajo nivel. Por esta razón, uno no entiende qué les pasa a los que deciden la emisión de ciertas campañas tan fuera de lugar, tan demodé y tan…ofensivas. Campañas que echan mano de tópicos arcaicos, aburridos o misóginos por poner un ejemplo. Y si hablamos de misoginia o de algo muy, muy parecido hay dos ejemplos que han salido hace poco y que representan un buen ejemplo de cómo uno puede distorsionar y denigrar la imagen de la mujer y quedarse tan pancho.

El primero de ellos supone un insulto directo a las mujeres “gordas” (concepto ya de por sí cuestionable y relativo), es decir aquellas que no tienen la silueta dibujada por el machirulismo dominante. El spot fue emitido en Israel y protagonizado por la influyente modelo Bar Rafaeli.

entrada_blog_2

El segundo video que nos ocupa no supone, desde mi punto de vista, un insulto inmediato y grosero como el anterior, pero no por ello es menos irritante y peligroso. En él vemos a un padre explicando a su hijo la importancia de cepillarse los dientes de forma regular para evitar que bacterias y monstruos se instalen en la boca mientras dormimos. Y es en ese preciso instante en el que hace mención del “cariosauro” cuando aparece la madre con la cara llena de crema verde supuestamente hidratante y los ojos con rodajas de pepino. Esta aparición provoca el terror de ambos varones. Bonita manera de anclarse al tópico típico. No hablaré de lo mala que es la idea. De lo simple, de lo aburrida, de lo antigua, ni de lo poco empática. Algo que es más o menos la firma de todo lo que hace Unilever (la multinacional detrás de Signal). Pero hay que verlo para creer que semejante engendro tenga pretensiones de algo. De entrada, de convencer. Es como ver una pieza publicitaria de comunicación más propia de 1984 que de 2014. Y eso son 30 añitos de nada…

La publicidad extiende y preserva iconos, tópicos e imágenes que pertenecen a la realidad social de un país. Es así. Es cobarde. Demasiado dinero en juego para revolucionar. Pero su capacidad de influencia también permite cambiar ciertos puntos de vista, sobre todo entre los públicos más receptivos. Y sin crear demasiados conflictos. En el caso de Signal quizás se debería cambiar de agencia, o mejor, de equipo de marketing dentro del cliente para hacer lo que propongo. Hay muchas maneras de contar lo mismo sin seguir abundando en una imagen y unos tópicos que solo pueden perjudicar a la marca o, como mínimo, hacerle perder unos cuantos enteros en el posicionamiento que el consumidor tienen de ella. ¿No? Si tenemos en cuenta las edades de los protagonistas del anuncio uno diría que frisan los 40 como mucho, mucho. Y eso significa pertenecer a una generación bastante consciente de la necesidad de cambiar los roles establecidos en la generación anterior. Y eso significa un descreimiento y rechazo ante los mensajes anclados en los roles superados.

Este tipo de casos no solo son la base de valores machistas y antisociales sino que terminan por justificar un dañino e injusto modelo patriarcal. Sin duda, la publicidad, tan permeable a lo que tiene éxito, recoge lo que la sociedad piensa, debate y elabora. ¿Pero es esto realmente la imagen que se tiene de la mujer? Lo dudo. Creo que hace años que eso ya no pertenece a la iconografía popular mayoritaria.

Los anuncios de productos de limpieza han conseguido dar un (pequeño) paso y empiezan a dejar de lado la clásica imagen de mujer todoterreno, madre y ama de casa, única encargada del bienestar del hogar. Ejemplo de esto podría ser el spot de la multinacional de bienes de consumo Procter & Gamble (P&G), patrocinador de las pasadas olimpiadas de Londres “El Mejor Trabajo del Mundo”. No obstante, se vuelve a utilizar la figura de la mujer como encargada y supervisora de la educación y formación de los niños, encorsetándola permanentemente, aunque con aires renovados, al ámbito doméstico. Aunque en este caso, se hace más referencia al icono de mamá que uno puede tener en la cabeza. A pesar sello, algún papá no estaría mal. Pues muchos son los padres que han madrugado día sí y día también para acompañar a sus hijos e hijas a sus competiciones deportivas.

Como explicábamos en la anterior entrada, la fidelización del cliente no se basa ya en ofrecer ventajas económicas o regalos puntuales, sino en reforzar ese lazo emocional a través de la identificación con los valores de la marca. Los tiempos cambian y también el papel de la mujer en la sociedad, entonces… ¿por que seguir utilizando este tipo de argumentos tan manidos? ¿Qué tal si empezamos a decir NO a los tópicos?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...