Bud Light o cuando la publicidad es un auténtico Comecocos

Antes de continuar con la serie de posts de Storytelling y política en el momento de cambio en este país, me tomo la confianza de hacer un salto y comentar un ejemplo de comunicación experiencial de los que hace tiempo que no se ven. La marca de cerveza Bud Light se sumó al carro de las empresas que se anuncian en la Super Bowl. Se sabe que este evento alcanza a millones de personas y año tras año se supera. Pero la gracia de todo esto no es solo que atraigan a muchos espectadores por el mero hecho de estar donde están (el medio como espectáculo per se) sino además los anuncios de la Super Bowl, llegan a pagar unos 4,5 millones de dólares del ala por unos simples 30 segundos. Ahí queda eso. Pues resulta que Bud Light no se conformaba en hacer el típico ‘commercial’  (como dicen allende el charco) e hizo esto:

La agencia que llevó a cabo tal acción fue Energy BBDO junto a Bandai Namco, propietaria de los derechos de PAC MAN. ¿Qué es lo que la marca de cerveza pretendía con esto?¿No le bastaban 30 segundos a precio de oro? Pues bien, simplemente quería sacarle más rédito a su inversión (que no gasto, queridos anunciantes) y hacer que el mensaje de su marca llegara más allá del cerebro y se cimentara en el corazón. ¿Cómo? Con marketing experiencial o emocional. Aquel que tiene en cuenta a su consumidor más allá de mero espectador y lo trata como lo que es una persona con neuronas, sensaciones, sentimientos y capacidad de consumo. El público objetivo ya está harto de la típica publicidad y quiere ser partícipe de las acciones que realicen las marcas y si obtienen algún tipo de beneficio mejor. De esta manera, la marca pasa de ser un recuerdo a ser una experiencia. Una parte de la vida.

Evento PAC MAN

El marketing experiencial va asociado al marketing de guerrilla, ya que las acciones que hacen las marcas son a pie de calle para que el consumidor no se vea invadido por la publicidad y sean ellos los curiosos que vayan a ser partícipes por algún tipo de reclamo.

Bud Light insert coin

Además del marketing experiencial, aquí la agencia Energy BBDO ha querido unirlo con la gamificación, es decir, que a parte de ofrecerle una experiencia con la propia marca, el target se divierte con la acción publicitaria y consigue un premio, ni que sea simplemente el buen cuerpo que se te queda por haber ganado. Así consigue una mayor motivación, fidelización y engagement (palabro de difícil definición pero imprescindible actualmente) del usuario con la marca y si son con juegos de Arcade rollo ATARI mucho mejor, por aquello de los mitos y de despertar los sentimientos de la infancia; realmente poderosos en eso de amar marcas.

Bud Light engagement

Hay más ejemplos que se han llevado a cabo con un mayor o menor presupuesto, pero haciendo partícipe al consumidor, como el ejemplo de Coca-Cola con la presentación de la película de James Bond ‘Skyfall’, donde el personal se sintió como un auténtico (bueno, más o menos) agente 007.

La tendencia de este tipo de acciones va en aumento, ya que tienen una gran aceptación, lo que conlleva la fidelización de la marca y un crecimiento de ésta como material sensible para el consumo. Además, la gamificación es una tendencia al alza ya que ofrece grandes beneficios a largo plazo a las empresas y el consumidor está más predispuesto a este tipo de publicidad por la sencilla razón que los juegos (games) forman parte de nuestra manera de aprender, socializarnos y ser lo que somos y cómo somos. En resumen, experiencias. Eso es lo que somos y eso es lo que queremos. Como personas y como consumidores -que no es más que otra manera de ser personas-. Porque las experiencias son parte de la vida y construyen nuestra historia vital. ¿Dije historia? Será mejor que volvamos al Storytelling que me lío.

Bud Light evento masivo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...