Experiencia de marca, neuronas y Beko

El poder del prosumidor

Imagen de Saludconectada.com sobre el poder del consumidor conocido como prosumidor.

En la era de la comunicación 2.0 ya no sirve mandar mensajes unidireccionales e invasivos con la idea de captar al consumidor. O eso dicen, aunque luego no hay manera de ver vídeos en Youtube que no tengan anuncios previos a la visualización de lo que te interesa. Por no ser invasivos tocan los bemoles cosa mala…. Pero en fin, se supone que en esta nueva era el consumidor ha cambiado su buen nombre para denominarse Prosumidor -porque a la vez que consume comunicación también la produce y la distribuye- y utiliza internet y toda la tecnología y panoplia de redes sociales para hacerse oír por los suyos y por las marcas. Otorgándose, de esta manera, el poder de apoyar o denostar lo que le gusta o aborrece. Por ello hay de conquistarle, seducirle y conseguir que quiera acercarse a nosotros de otra manera. Más franca, fresca, transparente y diferenciada. Ofreciéndole una experiencia de marca capaz de ganar su mente y sus emociones. Racionalidad y emocionalidad. Lóbulo frontal y la amígdala (la del cerebro, no la de la garganta). Algo así como decir que “La letra con neurona entra”.

Siguiendo esta premisa la marca de electrodomésticos turca BEKO, como patrocinadora oficial del Campeonato del Mundo de Baloncesto FIBA 2014 en España, ha creado algo que ya hizo en Ljubliana, la Beko Home en Madrid. Un espacio de encuentro entre los amantes de este deporte en el que poder seguir los partidos en directo a través de una gran pantalla y cómodos sillones. De este modo, la marca consigue que el público la perciba como suya. BEKO es una marca que ha apoyado el deporte desde sus inicios como elemento que aporta gran valor añadido y emoción a la vida, por lo que está campaña le viene como anillo al dedo a su estrategia corporativa. Se trata de un local de 500m2 con dos plantas de superficie totalmente acondicionadas en el cual se realizarán actividades lúdicas, concursos y talleres gastronómicos con el objetivo de que los participantes se familiaricen y conozcan la gama de electrodomésticos de la firma. Haciéndoles sentir como en casa. Dejándoles un espacio en el que reunirse, estar con amigos, conocer gente y disfrutar de un buen partido está por delante del valor instrumental del producto que, sin que se note, es protagonista omnipresente del espacio. Ligando producto y buenos momentos. Conectando experiencia del consumidor con ganas de compartirla. Con el boca a boca profusamente disparado que ofrecen las redes sociales.Todo un acto de neuromarketing. Una buena estrategia, a la que solo le falta una cosa: saber cuál es la repercusión real de la experiencia y cómo incide en la cuenta de resultados de la marca turca. Porque no nos olvidemos que experiencia a experiencia, neurona a neurona, lo que toda marca busca es tener buenas ventas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...