Tuit, Teatro y sTreaming se escriben con T de Transmedia

El que decidió que se tenían que apagar los móviles en el teatro no tenía nada de visionario. Cosas que pasan. En 1998 Bill Gates tampoco le vio demasiado futuro a Google y ya ves…Aunque es cierto que cuando se empezaron a utilizar los móviles no existían ni Twitter, ni los smartphones solo sms a precio de oro, hoy sabemos que las redes sociales y la cultura no son incompatibles, es más, son un sabroso maridaje  entre emoción, engagement y rentabilidad. Pero para demostrarlo están los chicos de Sra. Rushmore, (cómo no). Los auténticos responsables de haber organizado el primer teatro de tuits dentro de una campaña dedicada a las primeras veces y que lleva por nombre #first y es para Vodafone.

El guión de esta peculiar obra se fue creando sobre la marcha gracias a los más de 1.600 tuits enviados por los asistentes y fue interpretada por el actor Raúl Arevalo y otros dos actores especialistas en improvisación el pasado viernes 11 de julio en el teatro Capitol de Madrid. Por lo visto, el experimento fue todo un éxito y se agotaron todas las localidades que por otra parte, eran gratis. Aunque todos los que se quedaron sin invitación pudieron seguir la obra desde casa y colaborar en ella con sus tuits gracias a la emisión en streaming que hizo Vodafone.

La campaña creada por Sra. Rushmore es un ejemplo de una estrategia transmedia brillantemente aplicada. La combinación de redes sociales (en este caso Twitter), teatro en vivo y emisión en streaming dio como fruto una obra  única e irrepetible en la que los espectadores pudieron decidir el género que querían ver, desde comedía a musical pasando por drama o intriga. A pesar de lo innovador de esta acción no es algo inédito. El pasado mes de junio se presentó en el festival de cine de Huesca Panzer Chocolate, la primera película interactiva y transmedia de España que permitía la participación de los espectadores antes, durante y después de la proyección gracias a una aplicación para smartphones. De todas formas, este primer teatro de tuits nos recuerda otra vez ( y van….) que los consumidores quieren formar parte de las marcas y de sus mensajes si a cambio reciben algo interesante y gratificante. En otras palabras: quieren cambiar tiempo, atención y dedicación por experiencias y emociones. Lo de Vodafone y su campaña #first es, sin duda, un acierto. Aflorar proyectos personales, historias cercanas, pasiones, tensiones y tener a la marca como benefactora de los progresos de los héroes (los consumidores) que intentan hacer realidad un sueño, es una demostración de que las cosas han cambiado en la publicidad y para bien. Una vez más vemos como las historias  y su propagación transmediática son capaces de crear vínculos estrechos, directos y personales que se convierten en esenciales y construyen marcas fuertes. Más de uno debería empezar a tomar nota (tanto del teatro de tuits como de Panzer Chocolate) y dejar que los espectadores se impliquen de una forma más activa. En este sentido,  la cultura y el entrenimiento son dos puertas grandes por donde entra el consumidor y sale la marca a hombros.

A pesar de que parece que Mariano Rajoy y sus girls and boys no acaban de darse cuenta o no les parece rentable por aquello de subir el IVA y otras menudencias. Dentro de poco Vodafone publicará en sus redes sociales el montaje íntegro de la obra para que todos aquellos que no asistieron o que no la vieron por streaming puedan disfrutar de ella. Buena idea, casi tan buena como sería, en un ataque de locura, empezar a mejorar su departamento de atención al cliente. Del cliente habitual, el de toda la vida, no solo el nuevo que aterriza gracias a la oferta de turno a la que el usuario conocido no tiene acceso ni por asomo. Una marca que apuesta por el transmedia storytelling y la implicación emocional es una marca con futuro pero, señores, eso implica no dejar los aspectos más mundanos del marketing desatendidos. O si no, ¿cómo se explica el goteo continuo de pérdida de clientes hasta llegar a un acumulado de -128.140 en lo que llegamos de año? Solo hace falta ver las cifras para darse cuenta de que a pesar de los esfuerzos titánicos de la buena creatividad de Sra. Rushmore y las británicas RKCR y AKQA hay que arrimar el hombro en todos los aspectos y pincharse con todas las aristas del negocio, o no hacemos nada. O eso, o les encanta parecerse a Movistar, el rey de las pérdidas y del servicio nefasto.

7del7Crevillent. Soy Tozudo.com

Publicidad y Comunicación

Imagen institucional del congreso de publicidad y comunicación de Crevillent

Carlos Fernández, responsable del Twitter y las redes sociales de la policía nacional, Jaime Estévez creador de Agora News, la agencia de noticias 2.0 que ha revolucionado el mercado del periodismo en España y ha lanzado un torpedo a la línea de flotación de EFE, Reuters y similares. Sònia Valiente, periodista y, hasta hace poco, cara visible y destacable de canal 9 y, actualmente, profesional brillante en el mercado de las RRPP y gabinetes de prensa de València; Manuel Mas Candela, experto en e-commerce, Santiago Olivera, Socio de TBWA, Argentino (casi nada) y personalidad destacable del mercado publicitario en el cono sur; Pablo Ferreirós director de Marketing y ponente internacional en TEDx, Noelia Bascuñana consultora de marca personal de deportistas y ex-diretora de Márketing del Hércules de Alicante C.F., Laura Martínez experta en Social Media y Hootsuit, Carla Vera Dircom de Cruz Roja Alicante, Francisco Lorenzo, guardia civil,  responsable de comunicación y dircom de la Benemérita  y responsable del Ilustre Colegio de Publicitarios y RRPP de la Comunitat Valenciana en Alicante. Y, como no, servidor: Eduard Farrán Teixidó. Doctor en Publicidad y RRPP por la UJI de Castellón y director creativo de la agencia Stragonoff (Estrategias On y OFF. Todo lo que la creatividad puede hacer por tu negocio). Estos fuimos los ponentes del Congreso de Publicidad y Comunicación 7 del 7 en Crevillent. Un evento repleto de fuerza y de patrocinadores como Skynetlink, Agoranews, Helados Caldós, Las Palmeras Resort ,  Marjal Costa Blanca,  Kartelier y La Cabina Gris que desde siempre han creído en las posibilidades y la realidad de la comunicación y la publicidad ya sea ON como OFF.  Este evento no es nuevo, no. Se celebra desde hace ya unos cuantos años y empezó en 2007 con una paella veraniega en Crevillent entre  profesionales y académicos de la publicidad de Castelló, València y Alacant con el nombre de Creativiarroz. Un encuentro que daba vueltas alrededor de la actualidad de la publicidad y sus más destacados éxitos intentando desgranar hacia dónde iba su futuro y cómo esos éxitos podían estructurarse desde mercados pequeños y difíciles como el de la Comunitat Valenciana. Con el tiempo el 7 del 7 (que se llama así por el día y el mes en el que se celebra) ha ido evolucionando y ahora lo de menos es el arroz. De hecho, es lo de más (y que me perdone su organizador Enrique Martínez. Puesto que el arroz, delicioso donde los haya, se degusta bajo el sol a las 15 PM y resulta bastante heróico acabarse el plato). Por lo demás, el 7 del 7, a pesar de su justa participación (justa en número de asistentes) tiene un nivel de congreso internacional en cuanto a organización y  ponentes (y no lo digo por mí). En otros lares, este congreso atraería, no solo a lo más granado de la profesión, si no, a los medios más destacables del sector, por no hablar de la presencia de los profesionales colegiados en la Comunidad Autónoma. Pero parece que las cifras y el éxito se resisten al congreso. Una lástima. Una pena. Un desperdicio. Enrique Martínez, profesor titular de óptica, doctor en Publicidad y RRPP de la Universidad de Alicante y responsable estratégico de la agencia MiraVore de Crevillent junto a su entusiasta y muy bien preparada hija Laura (a la sazón gerente de la misma agencia) sin embargo, no paran. Contra viento y marea, ya están organizando la edición de año que viene que sin duda promete. ¿Aparecerá Antonio Piñero de Imaginarte y ex-vicepresidente del Club de Creativos de España? ¿Pisará Crevillent algún Planner de renombre como Pablo Vázquez, Head of Planners de Sra. Rushmore? ¿Habrá conexión en streaming con la agencia TXT de Bogotá, Colombia, para seguir abundando en el storytelling como solución para la comunicación de las marcas? Manténgase atentos a sus pantallas esto todavía no ha acabado.

El 7 del 7 es un encuentro de la comunicación y la publicidad para los profesionales, los estudiantes y los profanos interesados en este mundillo. Una rara avis entre los eventos realizados en estos lares. Un ejercicio de tozudez y dedicación por parte de los organizadores y los asistentes que a buen seguro le espera un futuro prometedor como faro de nuevas tendencias en comunicación y que, hoy por hoy, es una realidad gracias a los esfuerzos titánicos de todos los que creemos que esta profesión se merece cualquier iniciativa que la levante, la dimensione y la ponga en el lugar donde debe estar y del que nunca debería haberse apeado.

 

Con Ikea hemos topado.

Hace un par de semanas abrió sus puertas la esperada primera tienda de IKEA en Alfafar (Valencia). Para acortar un poco la distancia entre los dos países y de paso dar la bienvenida a la cadena de muebles, los chicos de Publips decidieron mandar a Carlos, un trabajador de IKEA Valencia (no sabemos si nacido en Sueca, cosa que hubiera tenido su gracia) a pasar unos días en la primera tienda de la cadena. Una vez allí intentó enseñar algunas palabras típicamente valencianas a los trabajadores suecos como clòtxina, badallar, fotracà o milhòmens. Porque no es muy justo que nosotros tengamos que aprendernos multitud de nombres complicadísimos de mesas, sofás o lámparas en sueco y que ellos no conozcan ni una palabra en valenciano. El resultado de semejante reto es muy divertido a la par que entrañable. Y si no, juzgad por vosotros mismos.

Aunque a algunos les cuesta más que a otros y ni siquiera sepan lo que están diciendo, parece que a los suecos no se les da nada mal eso de hablar valenciano. A ver si así los de IKEA se deciden a poner nombres más en consonancia con el lugar donde despliegan sus locales donde aúnan el potente concepto de mueble barato y bonito ligado a un lifestyle muy on the hip desde hace años. O sea, que a ver si los servidores de Ingvar Kamprad en plan deferencia y aportando algo de buen humor (que tampoco liga mal con la helada eficacia y la gélida eficiencia) empiezan a deleitarnos con una cómoda Nanö, un sofá biplaza Tëtäytétë, una vajilla Ällipebrë, una lámpara Llüm, un zapatero Ëspardényä o el armario con naftalina y autofumigación Bläv-Éro. Que de todo y para todos debe haber en la viña del señor (sea quien sea ese tal señor).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...