Aquatube de Colhogar. El ser humano es extraordinario.

Hace un par de semanas escribí un post sobre una idea que me pareció de entrada extraña y muy friki: el tubo de rollo de papel higiénico biodegradable en agua. Friki, no me lo negaréis. Y mi pregunta era que quién había llegado a tal conclusión. ¿Estaría basada en estudios solventes? ¿Realmente el mercado demandaba eso? Poco después obtuve la respuesta del propio Colhogar, el fabricante de Aquatube. Y recibí la respuesta no en la casilla de comentarios de este blog, no. Lo recibí en un e-mail a mi correo. Ahí es nada. Impecable y educadamente escrito con nombre y apellidos por alguien del departamento de Marketing de Colhogar. El email lo copio tal cual:

 

“Hola Eduard,
Te escribo de Colhogar simplemente para hacer una precisión en relación a nuestros productos Aqua Tube.  Esta innovación fue desarrollada con el objetivo de ofrecer una mayor comodidad a los consumidores y no para evitar que los consumidores tiren los tubos de cartón tradicionales y no-biodegradables al inodoro (casos que no se deben dar muy a menudo). La intención  es claramente hacer más sencillo y cómodo el proceso de desechar el tubo ya que según estudios como el realizado por IPSOS:
•El 46% de los consumidores recicla los tubos de cartón; el 22% simplemente los tira a la basura normal, y cerca del 25% los deja en el baño para que los tire a la basura la siguiente persona.
•Las mujeres cambian el rollo de papel higiénico con mayor frecuencia que los hombres (el 88% frente al 62%).
•El 55% de los encuestados sostiene que el motivo por el que no recogen el tubo es simplemente la pereza.
•El 85% de los encuestados cree que disponer de un tubo desechable por el inodoro haría que los otros miembros del hogar se preocupen más por retirar los tubos vacíos.
Si necesitas alguna información adicional sobre nuestros productos no dudes en contactar con nosotros
Un saludo,
Elena Van den Eynde
Departamento de Marketing”

Un email para sacarse el sombrero, sin duda. No por las formas o el contenido sino porque demuestra que los señores de Colhogar rastrean la red, encuentran los comentarios y los negativos o extraños son respondidos, aclarados y neutralizados. Y eso, a pesar de que debería ser normal en nuestra era 2.0, es de agradecer. No creo que por ello me hayan convencido de la necesidad del tubito de rollo de papel higiénico biodegradabe, si no porque me han convencido de que ellos se toman muy en serio a sus clientes presentes y futuros también. Un ejemplo del “futuro” al  que dicen que vamos y en el que ya estamos. Un buen ejemplo para mis alumnos de Community Manager de Estema y para los de la UJI y los de la UOC, también. Claro. Y una lección, para mí, sin duda como profesional y docente de  publicidad y redes sociales. Aunque también debo decir que se me hace extraño pensar que la pereza tenga su lugar en el mercado. Y es que como dicen los de Aquarius: “El ser humano es extraordinario”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...