Aquatube de Colhogar: Una idea con narices.

Hace unos años que doy clases y cursos de formación en creatividad publicitaria. Y ya sea en la UOC (Universitat Oberta de Catalunya), en la Universitat Jaume I de Castelló o en la escuela de negocios Estema uno de mis ejercicios  es inventar un producto o servicio nuevo. Se trata de aplicar el Pensamiento Lateral de Edward de Bono e intentar generar ideas nuevas que nazcan de ideas ya existentes.Es un proceso divertido pero difícil en el que uno se enfrenta a la revisión de supuestos constantemente. Eso es no dar nada de lo conocido, ni sabido por sentado. Un ejercicio que una vez se finaliza con el nacimiento de un producto o servicio continua con la estructuración de un briefing y el diseño y ejecución de una campaña para susodicho producto. No es fácil pero da sus frutos. Ahora bien, en este ejercicio no todo vale. Eso sería lo fácil. La gracia radica en que la idea de producto o servicio tenga una utilidad clara y, por decirlo de manera coloquial, no mee fuera de tiesto. Por lo cual, las ideas del estilo ciencia ficción, apps surrealistas o productos absurdos no valen. Hasta ahí todo bien. El problema está cuando después de rechazar algunas ideas de producto por absurdas, viene un alumno y pide explicaciones sobre por qué su idea no vale y lo último de Colhogar, Aquatube, sí.

Aquatube es una idea a priori interesante: Un tubo de cartón de los de papel higiénico pero biodegradable. Perfecto. El tema es que es biodegradable tirándolo a la taza del WC. En contacto con el agua desaparece. ¿Tirar un tubo de cartón de rollo de papel de WC al WC? ¿No es mejor tirarlo a la basura y que se biodegrade allí sin gastar cinco litros de agua por las buenas? Si alguien ha llegado a esa conclusión es porque alguien ha pensado que hay gente que tira los tubos de cartón normal del papel de WC sin valorar que esa acción le puede costar un disgusto en forma de atasco de cañerías. Y sospecho que esa gente no debe de ser mucha. Por lo cual (y sin tener estudios en la mano) el tema Aquatube no deja de rozar el surrealismo y nadar en lo inútil. A no ser que en Colhogar haya alguno que piense como el ladrón, que todos son de su condición. Y que si el tira los rollos por el inodoro, pues seguro que más de uno lo hace. Alguien en Colhogar debería  interesarse por un asesor creativo en su próximo brainstroming para nuevos productos sobre todo en cuanto a  talante ecologista se refiere.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...