In Vino Veritas

No hace mucho decía en este mismo blog que el verano invita, entre otras cosas, a descubrir que te gusta leer. Por eso, os recomendaba lo que a mi entender eran dos buenas lecturas.

Hoy, no hablaremos de leer, si no de beber. Porque entre libro y libro, en verano uno descubre otras cosas, como el buen vino.

Sucedió que estaba en el Pirineo Aragonés, concretamente en el pueblo de Aínsa y justo cuando me disponía a abandonarlo, pasé por delante de una tienda de vinos. De la tienda no recuerdo el nombre. Sólo sé que está entrando al pueblo por la carretera que llega desde Terrantona, a la derecha justo antes de un cruce de calles. Lo que sí recuerdo fue la sensación de estar perdido mirando botellas y botellas y toparme con los dos ejemplares que me llamaron la atención: Un Somontano de nombre  Cojón de Gato , y un excelente caldo de la Tierra Ribera de Gállego llamado Lázarus. ¿Que qué tiene estos vinos? Un buen diseño de etiqueta que viste un nombre, un concepto y una historia que lo une todo. Qué simple y qué difícil. Sobre todo en el denso mundo del vino.

Cojón de Gato apuesta por la sorpresa de su denominación apoyado  por un diseño de etiqueta moderno y duro. Sin minimalismos, ni concesiones. Blanco sobre negro, literalmente.  Con tipografía extra bold y un par de manchas circulares simbolizanzo los atributos masculinos de un minino.  Y, detrás de todo ello, la historia de un viticultor que se emperró en hacer un vino en el que una de las variedades fuera de una uva de su tierra, Huesca. Y tomó la que da nombre al vino. Una variedad denostada, supuestamente no apta para la elaboración de caldos de calidad.

Y a pesar de todo no paró hasta conseguir un vino, no sólo equilibrado, si no también alabado y con cierto éxito en el mercado. El mito de la pasión y la perseverancia que lleva al éxito.

Por otro lado está “Lázarus” (http://www.lazaruswine.com/).

En cuestión de diseño es otra historia. Suave, sin elementos estridentes, con colores amables y calientes con la predominancia del ocre arcilloso que envuelve un texto escrito en caracteres grandes, prominentes y en relieve…totalmente en Braille. Uno no sabe qué vino es hasta que no dirige la mirada hasta la base y, allí, en cuerpo nueve, aproximadamente, descubre una pequeña y brevísima historia que podría casi, casi, reproducirse en Twitter:

“Francis, enólogo con ceguera total, soñó “Lázarus“.  De él aprendimos el método de elaboración basado totalmente en la cata. Syrah y Merlot de viñedos cultivados en Huesca sobre suelos arcillosos y con gravas. Elaborado en el año 2005. Degustar entre 12º y 14º”.

Pim, pam. Todo un relato lleno de superación heróica por parte del enólogo protagonista y misterio por el resultado conseguido. ¿Habrá hecho realidad su sueño? Como Storytelling, redondo.

¿El vino? Buscadlo y probadlo. Sorprende y gusta. Y gusta mucho.

La cuestión es que con pocos elementos pero bien conjuntados, cada uno de los vinos me ha vendido un concepto, una personalidad, una manera de ver ese mundo casi críptico que cada vez tiene más adeptos, la enología. Y lo consiguen con una etiqueta y con una mini historia con mensaje.

 Y entonces uno se pregunta: ¿Y eso no podría extenderse a otras bebidas como las cervezas sin alcohol?

Lo digo porque últimamente veo mucho una campaña con concepto y con una historia detrás. Un fábula, ahí es nada. Con animales como protagonistas  (que siempre funcionan igual que los bebés)

y con los beneficios explicados e ilustrados paso por paso y con delicados juegos de palabras. Incluso hay un cierto equilibrio estético y una preocupación para que el vestuario se mueva entre la realidad y la ficción onírica (yo incluso añadiría lisérgica). Pero el resultado no es el mismo. No señor.¿Será porque hablamos de sectores diferentes y lo que funciona en uno no funciona para el otro?  Puede…pero a mí me suena más que hay quien sabe contar una buena historia en una simple etiqueta y se deja de cuentos y hay quien cuenta cuentos y al final no le salen las cuentas. Y eso ya es  más grave…

ALFA Y OMEGA

Que los niños (y las niñas, claro está. Entendamos niños como genérico…) poseen una gran capacidad creativa debido a su no socialización -o al menos a su incipiente no socialización- es algo que se sabe y se comenta en el mundillo creativo desde que se pisa la facultad o la escuela de publicidad. Los niños son un ejemplo a seguir.  La falta de barreras y cortapisas mentales y sociales hacen que los niños relacionen conceptos e información de manera libre, generando, nuevas, interesantes, hilarantes y muchas veces útiles propuestas o mejor dicho, ideas. Ideas sin miedos. Sin prejuicios. Descaradas y por ello aptas a tener en cuenta (como botón de muestra no hay que perderse el libro ”Frases célebres de niños” de Pablo Motos .

Los niños poseen un modo de pensamiento que es recomendable revisitar en la edad adulta o incluso de impulsar desde su más tierna edad. Tal capacidad de proyección y de generación también sirve en el mundo digital. Concretamente para impulsar el futuro del mundo digital desde la semilla de quien en el futuro (no muy lejano) deberá usar esa digitalizad. O al menos eso es lo que nos demuestra un estudio realizado por RWW y Latitude.

El ejercicio en cuestión plantea una misma pregunta a 126 niños de entre 6 y 12 años: ¿Qué te parecería realmente interesante o divertido para poder hacer con tu computadora o internet en un futuro? Dibuja lo que imagines.

El resultado es realmente abrumador: sólo el 4% de las propuestas son inviables. Lo que significa que los niños son muy conscientes de las posibilidades de la tecnología que palpan día a día; pero sobre todo, lo que destaca es que todos ellos tienen una idea integradora del mundo real con el mundo digital.

 Una idea que representa, curiosamente, la realidad de las investigaciones que se producen en institutos tan serios como el MIT (Massachussets Institute of Technologies). O sea, que lo que ha costado horas y esfuerzos en plantear en instituciones científicas fuera de toda duda, unos cuantos niños preguntados al azar lo han imaginado sin mucho esfuerzo. Sólo observando su día a día y sus necesidades. Tanta velocidad da como miedo.

Para saber más no os perdáis los resultados en la ya mencionada http://www.latd.com/ o en el post de ETC (El Territorio Creativo): http://www.dreig.eu/caparazon/2010/08/13/nativos-visionarios-digitales/

Interesante es poco.

 Y del principio de todo, de los niños de los herederos de nuestra sociedad y nuestro planeta, pasamos al final. Es decir, al final de nuestros días. A una visión de la muerte. ¿Agorero? Puede ser, pero realmente, ¿alguno de vosotros ha pensado qué pasa con sus cuentas de facebook, twitter, foursquare, xing, linkedin, Flicker, Youtube, Slideshare, blog, web etc… cuando por una razón o por otra la diña, la casca, pasa al otro lado, se va a criar malvas, etcétera, etcétera…? ¿No? Pues unos tipos realmente avispados y rápidos (una cuestión sinequanon en el mundo digital) sí lo han pensado. Se llaman legacy locker (https://www.legacylocker.com/)  y han lanzado el servicio de pago que permite pasar tus cuentas de social media a tus herederos para que las gestionen o las den de baja o lo que haga falta.

Hombre, realmente sorprende la propuesta, pero…sinceramente creo que es de lo más acertada en un sector donde la interactividad, el intercambio de información, datos, detalles de la vida personal y profesional son “el pan nuestro de cada día dánosle hoy” de muchos de nosotros. Habrá que ir pensando en añadir una cláusula en nuestros testamentos con las claves de los SM a los que pertenecemos y también, porqué no, con los puntos destacados a tener en cuenta en nuestras relaciones una vez hayan entrado en ellas. ¿Por qué? Porque si los SM tienen protocolos de trato, de educación y tal para el funcionamiento diario con nuestro followers, amigos o como queramos llamarlos, no es cuestión de perder toda esa reputación porque nuestra tía Maripili no tiene ni repajolera idea de cómo debe actuar en ellos en nuestro nombre. Aunque bien pensado no sé si a esas alturas eso nos importará mucho o más bien poco…Cada cual elije con qué elegancia se despide de este mundo. Con la muerte hemos topado amigo Sancho…

¿NOCILLA QUÉ MARAVILLA?

Los anuncios con canción pegadiza que pone la letra y el significado a una historia aparentemente insulsa -pero bien rodada- son un clásico que todavía se estudia en las universidades y escuelas de publicidad y todavía son un recurso válido que utilizan muchos creativos. Seguramente porque, bien hechos, funcionan.

Si están bien hechos tienen una buena canción. Bien escogida, pegadiza con cierta letra bien escrita y un pelín de mensaje. Puede ser conocida o no, totalmente desconocida. Si están bien hechos, estos anuncios tienen una historia bien contada, bien rodada y bien producida. Con un buen casting y unas impecables localizaciones. O sea que si están bien hechas son como el hit televisivo del verano de 2009 para cerveza Damm , por ejemplo. VER ANUNCIO DAMM.
Un hit que frisa los 2’5 millones de reproducciones en Youtube en el momento de escribir este post. Un clásico que arrasa en el medio rey a pesar de estar en la era de la postpublicidad. Paradojas…

Pero si no están del todo cuidadas, a estas ideas les pasa como al último anuncio de Nocilla.

Un spot que a mi entender tiene dos problemas: uno en la imagen y otro en el texto.

En la imagen, porque a pesar de pretender ser casual y ofrecer escenas aparentemente diferentes, bebe tarde y un poco mal de la moda de pillar lo que se cuece en Youtube. Una moda que parecía haberse erradicado incluso de las promos semanales de Telefónica que llegó a convertir esa actividad en bandera. En este caso, pero,  Nocilla fulmina el video del grupo Sou para su hit “Hibi no Neiro” reproducido más de tres millones de veces hace más de un año. Muy último grito no es, hay que reconocerlo…

El problema de texto se refiere a la letra de la canción. Se trata de un cover del éxito de Jimmy Soul “If You wanna be happy” que entre 1962 y 1963 vendió la friolera de un millón de copias.  El cover, cómo no, para no perder la esencia, está en inglés y uno no acaba de percatarse muy bien de lo que dicen. Pero sólo con escribir el nombre del cantante el título de la canción y la palabra Lyrics en Google uno encuentra entre los 103.000 resultados el siguiente enlace con toda la letra de la canción:

http://www.stlyrics.com/lyrics/mybestfriendswedding/ifyouwannabehappy.htm

y entonces con un poquitín de esfuerzo entiende lo que se canta. ¿Que qué dice la canción? A modo de resumen rápido el tema de una manera jovial y dicharachera aconseja a los chicos (se supone) que para ser feliz en la vida conviene no casarse con chicas guapas, si no con las feas. Las chicas guapas tapan al hombre y le hacen sufrir de mal de amores y le engañan. Las chicas feas, cocinan y le tratan como a un rey (se supone que por miedo a perderle).

La canción tiene un punto claramente sexista y discriminatorio muy de los sesenta muy al estilo “Soberano es cosa de hombres”.

Uno podría anteponer en defensa del spot que en él sólo aparece la primera estrofa (en esto han sido muy avispados); aquella que simplemente dice (traduzco): “Si quieres ser feliz para el resto de tu vida, nunca te cases con una chica guapa; desde mi punto de vista consigue una chica fea para casarte”. Sin duda un texto curioso y ciertamente críptico para protagonizar parte del mensaje de una crema de cacao dirigida a los preadolescentes. ¿No será que ese es el truco para evitar problemas con los papis que en su mayoría o no entienden inglés o les basta una tonada simpática para aceptar un mensaje sin pretensiones?. Ahora bien, en una sociedad digital interactiva donde los chavales se mueven por la red como pez en el agua y donde las campañas como la de Nocilla se desarrollan más allá de los medios masivos destinados a los padres, ¿cuánto tiempo tarda un chaval de 13 años en bajarse la letra enterita de esta canción y traducirla?

Que alguien pueda (y con perdón) mear fuera de tiesto realizando un clásico de la publicidad que sólo necesita algo de mimo y ganas de hacerlo bien (aunque sea caro) puedo entenderlo aunque viniendo de profesionales sea muy difícil de aceptar. Lo que me extraña es que en este país donde se retiran campañas desde hace tiempo por mucho menos que esto, ninguna organización profesional, ni de mujeres, ni ninguna asociación de padres haya puesto el grito en el cielo. La clave debe estar en el inglés, como decía. Si nadie lo entiende, pues mira, campaña que cuela. Qué poco acertados estuvieron los de la Rushmore con la campaña de Bocatta que hablaba en su jingle de los problemas del campo.

Sólo con haber escrito la letra en inglés, eso no hubiera pasado.

Y seguramente se hubiera entendido la ironía más de lo que caló en su momento. Orejas que no entienden, cerebros que no se ofenden, ¿no? Y lo que es mejor si el ejemplo del inglés, el alemán o el coreano en los spots cala entre las agencias Autocontrol se ahorrará un pasta en campañas de autopromoción. Es una idea…

LA COSA VA DE LIBROS

Las vacaciones son un buen momento para descubrir cosas. Descubrir que te gusta viajar, descubrir que te has perdido unos cuantos meses de tu hija y que ya está muy grande para su edad, descubrir que uno tiene muy buenos amigos y que después de descubrir que se vive muy bien haciendo sólo lo que te gusta, descubres que te sigue encantando descubrir nuevos libros. Y de eso quiero hablar. De dos libros. Uno me lo compré y el otro me lo descargué. El que me compré por unos 19 € lo publica DEUSTO y lleva por título Estrategia Digital. Cómo usar las nuevas tecnologías mejor que la competencia

y su autor es Pere Rosales Consejero delegado de incipy s.a. y experto en marketing y comunicación digital desde que Internet iba en pañales lo cual dice bastante de sus conocimientos.

El libro en sí está muy centrado en el marketing digital para la empresa y en todos los pasos que debe tener en cuanta ésta y los profesionales que trabajan en ella para no esperar más y abordar la digitalización con sentido común, con entusiasmo y apostando fuerte por las ideas. Tanto de marketing como de comunicación. La verdad es que ha sido todo un descubrimiento. Es un libro claro, directo y dice las cosas por su nombre. Y sobre todo deja claro, entre otras cosas, lo que ya nos temíamos: que esto de la publicidad ya no es lo que era y que en breve no la va a conocer ni la madre que la parió. En resumen, se trata de 223 páginas sabrosonas que se irán modernizando en la web estrategiadigital.org.

Y hablando de eso que en breve no reconoceremos, vayamos al segundo libro que os recomiendo de verdad, de verdad.  El que me descargué (gratis, cómo no) gracias a un tweet que recibí de @martalop, responsable de la agencia lamini. Podéis entrar en la web que lleva por nombre el mismo título del libro (http://www.ohmygodwhathappened.com) y obtener vuestra copia free pagando con un tweet o una copia editorial linkando con Amazon desde la propia página.

Se trata de las mejores 172 páginas sobre qué ha pasado y qué está pasando con la publicidad gracias a la explosión de la comunicación digital, a las redes sociales, etcétera, etcétera, etcétera…. Desde mi punto de vista, una visión llena de humor, toques de cinismo y muchas dosis de realidad sobre un tema realmente candente y sobre todo porque quien lo escribe son Leif Abraham y Christian Behrendt

artífices de Innovative Thunder, uno de los proyectos digitales más creativos del momento que se gestó cuando sus dos fundadores se conocieron en Jung Von Matt. Por cierto que mientras estos personajes formaban parte de la agencia de Hamburgo, ésta fue elegida Agencia del Año en 2007. Que qué más han hecho? Pues son los que están detrás del proyecto Niké+, por ejemplo. Además dan clases en la Miami Ad School de Nueva York. Cosa que no está mal.

El libro se puede obtener en alemán y en inglés y se lee rápido (al menos en inglés; en alemán no lo sé porque no tengo ni idea pero supongo que también). A balazos, como quien dice. Y te deja las cosas claras y clavadito en el sofá -o dónde estés- hasta el final. Y al final, además, te hace pensar; lo cual no está mal.

Algunos conceptos ya los conocemos pero es la forma de exponerlos y de enlazarlos lo que hace que estos pájaros hayan escrito algo a mi entender muy interesante y que espero que a vosotros también os lo parezca. Un mirada clara a la actualidad de la publicidad y la comunicación de parte de dos grandes creativos digitales. O mejor dicho, de dos grandes creativos a secas.

Seguramente, tanto Rosales como Innovative Thunder no hacen más que vendernos su moto con pinta de empresa. Seguramente, claro. Pero realmente me gustaría que me vendieran motos así más a menudo. Que los disfrutéis.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...