¿NOCILLA QUÉ MARAVILLA?

Los anuncios con canción pegadiza que pone la letra y el significado a una historia aparentemente insulsa -pero bien rodada- son un clásico que todavía se estudia en las universidades y escuelas de publicidad y todavía son un recurso válido que utilizan muchos creativos. Seguramente porque, bien hechos, funcionan.

Si están bien hechos tienen una buena canción. Bien escogida, pegadiza con cierta letra bien escrita y un pelín de mensaje. Puede ser conocida o no, totalmente desconocida. Si están bien hechos, estos anuncios tienen una historia bien contada, bien rodada y bien producida. Con un buen casting y unas impecables localizaciones. O sea que si están bien hechas son como el hit televisivo del verano de 2009 para cerveza Damm , por ejemplo. VER ANUNCIO DAMM.
Un hit que frisa los 2’5 millones de reproducciones en Youtube en el momento de escribir este post. Un clásico que arrasa en el medio rey a pesar de estar en la era de la postpublicidad. Paradojas…

Pero si no están del todo cuidadas, a estas ideas les pasa como al último anuncio de Nocilla.

Un spot que a mi entender tiene dos problemas: uno en la imagen y otro en el texto.

En la imagen, porque a pesar de pretender ser casual y ofrecer escenas aparentemente diferentes, bebe tarde y un poco mal de la moda de pillar lo que se cuece en Youtube. Una moda que parecía haberse erradicado incluso de las promos semanales de Telefónica que llegó a convertir esa actividad en bandera. En este caso, pero,  Nocilla fulmina el video del grupo Sou para su hit “Hibi no Neiro” reproducido más de tres millones de veces hace más de un año. Muy último grito no es, hay que reconocerlo…

El problema de texto se refiere a la letra de la canción. Se trata de un cover del éxito de Jimmy Soul “If You wanna be happy” que entre 1962 y 1963 vendió la friolera de un millón de copias.  El cover, cómo no, para no perder la esencia, está en inglés y uno no acaba de percatarse muy bien de lo que dicen. Pero sólo con escribir el nombre del cantante el título de la canción y la palabra Lyrics en Google uno encuentra entre los 103.000 resultados el siguiente enlace con toda la letra de la canción:

http://www.stlyrics.com/lyrics/mybestfriendswedding/ifyouwannabehappy.htm

y entonces con un poquitín de esfuerzo entiende lo que se canta. ¿Que qué dice la canción? A modo de resumen rápido el tema de una manera jovial y dicharachera aconseja a los chicos (se supone) que para ser feliz en la vida conviene no casarse con chicas guapas, si no con las feas. Las chicas guapas tapan al hombre y le hacen sufrir de mal de amores y le engañan. Las chicas feas, cocinan y le tratan como a un rey (se supone que por miedo a perderle).

La canción tiene un punto claramente sexista y discriminatorio muy de los sesenta muy al estilo “Soberano es cosa de hombres”.

Uno podría anteponer en defensa del spot que en él sólo aparece la primera estrofa (en esto han sido muy avispados); aquella que simplemente dice (traduzco): “Si quieres ser feliz para el resto de tu vida, nunca te cases con una chica guapa; desde mi punto de vista consigue una chica fea para casarte”. Sin duda un texto curioso y ciertamente críptico para protagonizar parte del mensaje de una crema de cacao dirigida a los preadolescentes. ¿No será que ese es el truco para evitar problemas con los papis que en su mayoría o no entienden inglés o les basta una tonada simpática para aceptar un mensaje sin pretensiones?. Ahora bien, en una sociedad digital interactiva donde los chavales se mueven por la red como pez en el agua y donde las campañas como la de Nocilla se desarrollan más allá de los medios masivos destinados a los padres, ¿cuánto tiempo tarda un chaval de 13 años en bajarse la letra enterita de esta canción y traducirla?

Que alguien pueda (y con perdón) mear fuera de tiesto realizando un clásico de la publicidad que sólo necesita algo de mimo y ganas de hacerlo bien (aunque sea caro) puedo entenderlo aunque viniendo de profesionales sea muy difícil de aceptar. Lo que me extraña es que en este país donde se retiran campañas desde hace tiempo por mucho menos que esto, ninguna organización profesional, ni de mujeres, ni ninguna asociación de padres haya puesto el grito en el cielo. La clave debe estar en el inglés, como decía. Si nadie lo entiende, pues mira, campaña que cuela. Qué poco acertados estuvieron los de la Rushmore con la campaña de Bocatta que hablaba en su jingle de los problemas del campo.

Sólo con haber escrito la letra en inglés, eso no hubiera pasado.

Y seguramente se hubiera entendido la ironía más de lo que caló en su momento. Orejas que no entienden, cerebros que no se ofenden, ¿no? Y lo que es mejor si el ejemplo del inglés, el alemán o el coreano en los spots cala entre las agencias Autocontrol se ahorrará un pasta en campañas de autopromoción. Es una idea…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...